Coaching: ¿Cómo puede ayudarnos en nuestra vida diaria?

 coaching

Las personas, a lo largo de nuestra vida, vivimos épocas donde nos cuesta más trabajo gestionar emociones, superar obstáculos o sobrellevar situaciones complicadas. Esto se debe a los cambios que sufrimos en nuestra personalidad, gracias a la madurez mental, las vivencias experimentadas, las personas que se cruzan en nuestro camino, etc.

Por ejemplo, cuando superamos un duelo, no nos sentimos la misma persona que entró en el. Esto se debe al aprendizaje a través de nuestros propios errores. Pero, a lo largo de nuestra vida no siempre estamos seguros de qué es lo que realmente queremos y a dónde queremos llegar. Por lo que resulta más difícil que sepamos cómo conseguirlo.

En este momento entra en juego el papel del Coaching. Un coach es una persona capaz de ayudarnos a emprender el camino que finaliza con la consecución de nuestros objetivos. Esos objetivos los elegimos nosotros, por eso es tan importante que tengamos claro qué queremos alcanzar.

El coaching tiene el poder de hacernos cambiar nuestra manera de ver el mundo, ofreciéndonos las herramientas necesarias para romper con los límites que nosotros mismos nos imponemos.

 

Coaching: ¿Cómo puede ayudarnos en nuestra vida diaria?

Un pensamiento generalizado del Coaching es que tan sólo va dirigido a personas que pretenden crecer profesionalmente, en cambio, abarca muchos más ámbitos.

El coach puede ayudarnos a:

  • Crecer mi autoestima y estar seguro de mi mismo/a.
  • Mejorar mis relaciones personales.
  • Cumplir un objetivo personal deportivo.
  • Perder peso y no recuperarlo.
  • Mejorar en el desarrollo de habilidades sociales (escucha activa, hablar en público, empatía, etc.)

Las sesiones de coaching nos empuja a conseguir cualquier meta personal que nos propongamos.

 

¿Qué beneficios encontramos en el Coaching?

El coaching contribuye a conseguir cambios importantes que mejoran nuestro estado de ánimo, logrando una vida plena.

Un coach nos impulsa a alcanzar nuestro máximo potencial, conquistar situaciones que nos parecían imposibles, y lo más importante, nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos.

Dentro de los beneficios generales del coaching, podemos destacar otros beneficios más específicos:

  1. Conocernos mejor a nosotros mismos. Ser conscientes de nuestras virtudes, fortalezas y debilidades. Y aprender a sacarlas partido.
  2. Ganar confianza en uno mismo. Creer en ti, valorar lo que has conseguido y la persona que quieres llegar a ser.
  3. Tomar las riendas de tu vida. Ganar libertad de decisión y aumentar nuestras responsabilidades, dejando de lado el miedo.
  4. Aprender a superar obstáculos. Visionar los obstáculos como algo positivo, una oportunidad para crecer personalmente.
  5. Gestionar nuestro tiempo. Ser mucho más eficaces en nuestro trabajo y rendir al 100% en cualquier tarea.

 


Emprender el camino de la superación personal en solitario es duro, y las dificultades que encontraremos pueden hacernos abandonar la lucha, o generar pensamientos negativos: «no soy capaz de conseguirlo», «no valgo para esto». En este momento, es clave el coach, que nos acompañará en el camino proporcionándonos la motivación que necesitamos.

En definitiva el Coaching nos enseña a tomar el control de nuestra vida, a través de técnicas y dinámicas, y llegar a la meta que nosotros mismos nos propongamos.

Deja un comentario