PIDE CITA
iso9001

Cotrola tus impulsos

Tricotilomanía

En Origen te ofrecemos el tratamiento para la Tricotilomanía más reconocido y avalado por los Organismos Internacionales. Mediante la terapia cognitivo-conductual, no sólo te ayudamos a entrenar estrategias de regulación emocional, sino que te ofrecemos estrategias para potenciar tu bienestar emocional.

¿Qué es la Tricotilomanía?

La Tricotilomanía es el hábito recurrente de arrancarse el propio cabello de la cabeza, cejas, axilas o de otras partes del cuerpo. Normalmente los pelos se arrancan de uno en uno, pudiendo dejar zonas de calvicie más o menos visibles. Este comportamiento puede deberse a episodios de ansiedad, depresión o estrés.

Tricotilomanía

¿Eres la persona indicada para este tratamiento?

Este tratamiento está indicado para ti si muestras dificultad en la gestión de la ansiedad y el estrés, o de las obsesiones, y acabas arrancándote pelos, teniendo elevada dificultad para dejar de hacerlo.

SÍNTOMAS

  • Te arrancas el pelo de forma recurrente, tanto del cuero cabelludo como de otras zonas del cuerpo
  • Antes del arrancamiento de pelo sientes una sensación de tensión creciente
  • Sientes bienestar, gratificación o satisfacción en el momento en que te arrancas el pelo
  • Tienes dificultades para desempeñarte en el ámbito social o laboral
  • Incapacidad para detener el impulso
  • Ocultas a los demás tu hábito
  • Tienes parches de calvicie en el cuero cabelludo o en otras zonas (pestañas, cejas)

Resultados del tratamiento cognitivo-conductual de la Tricotilomanía

  • Mejorarás en las relaciones sociales
  • Disminuirá la ansiedad
  • Aprenderás estrategias para gestionar las emociones
  • Disminuirá la necesidad de arrancarte el pelo
  • Cambiarás tu comportamiento

Tipo de tratamiento para la Tricotilomanía

Tratamiento psicológico para el control de impulsos. Terapia cognitivo-conductual

Tipo de tratamientoPsicológico
En qué consisteCon la terapia cognitivo-conductual, aprenderás a cambiar tus pensamientos, sentimientos y emociones, mediante el empleo de técnicas demostradas eficaces para conseguir un cambio de comportamiento.

Se incide en las técnicas de inversión del hábito, se te enseña a controlar el estímulo y a manejar el estrés.

Con las herramientas y las estrategias aplicadas para modificar ciertos aspectos en cada una de las tres áreas – pensamientos, emociones y comportamiento-, conseguirás una regulación emocional y autocontrol.