PIDE CITA
iso9001

Regula tu enfado

Tratamiento psicológico para la regulación del enfado

En Origen te ofrecemos el tratamiento para el Trastorno Explosivo Intermitente más reconocido y avalado por los Organismos Internacionales.

¿Qué es el Trastorno Explosivo Intermitente?

Se caracteriza por tener problemas en la regulación del enfado, presentando enfados desproporcionados respecto a las circunstancias que los produce, y con elevada dificultad en la regulación de los mismos.

enfado

¿Eres la persona indicada para este tratamiento?

Te puedes beneficiar de este tratamiento si presentas problemas en la regulación del enfado, y estos enfados te generan problemas en tu vida diaria.

SÍNTOMAS

  • Sientes que no controlas el enfado
  • Sientes que los demás se burlan de ti, que no te tienen respeto
  • Sueles enfadarte por aspectos cotidianos, que a otras personas no les provoca dicho enfado
  • Cuando quieres defender tus derechos, pierdes el control
  • Has llegado a levantar la voz, insultar, golpear enseres, o incluso golpear a personas
  • Estos problemas de control te generan problemas en tu vida cotidiana
  • Previo al estallido sientes sensaciones como palpitaciones, opresión en el pecho, pensamientos negativos, irritabilidad, tensión y una sensación de presión en la cabeza
  • Tras el episodio agresivo, sientes una sensación de culpa y arrepentimiento

Resultados de los tratamientos para la regulación del enfado

  • Controlarás el enfado
  • Podrás defender tus derechos de una manera asertiva
  • Mejorarán tus relaciones interpersonales, personales, familiares y/o laborales
  • Mejorarás tu calidad de vida

Tipo de tratamiento para el Trastorno Explosivo Intermitente

Tratamiento psicológico para la regulación del enfado. Terapia cognitivo conductual

Tipo de tratamientoPsicológico
En qué consisteEs un tratamiento psicológico en el que entrenarás y pondrás en marcha las estrategias y herramientas necesarias para la mejora del control del enfado.

Basado en la orientación cognitivo-conductual, por lo que el tratamiento contempla la intervención en tres áreas: los pensamientos, las emociones y el comportamiento.

Mediante la modificación de ciertos aspectos en cada una de las tres áreas, observarás una mejora progresiva en el control de la emoción del enfado, y el bienestar emocional.