Cómo lograr tus propósitos de año nuevo

Año nuevo, ¿vida nueva? Nos pasamos la vida queriendo mejorar las cosas. Cuando estamos en el colegio soñamos con lo que podemos hacer ‘cuando seamos mayores’. Al ir creciendo siempre tenemos el foco puesto en ir cumpliendo nuevos objetivos. 

Aunque cualquier momento del año es bueno para sentarse a pensar en aquello que queremos conseguir y elaborar un plan para lograrlo, hacerlo para comenzar el año a lo grande siempre es una idea muy romántica, apetecible e inteligente. 

¿Cuándo es el mejor momento para crear tu listado de propósitos de año nuevo? 

Todos los días del año son un buen momento para pensar en aquellas cosas que sientes que estás haciendo bien contigo mismo y aquellas que podrías mejorar. 

Cuando en nuestro día a día sentimos que no llegamos a todo lo que tenemos que hacer, que aunque vayamos saltando las vallas de nuestro día a día siempre van apareciendo otras y la carrera no termina (o termina demasiado pronto). Quizá sea el momento de coger tu la pistola que genera el ruido que hace que la carrera termina y así te permitas parar, descansar, reposar y desde tu calma – o gracias a esta acción que te proponemos, encontrarla–.

Genera tu zona de paz, que puede ser simplemente un momento contigo mismo a solas en tu habitación sabiendo que nadie te va a molestar – o poniendo todo de tu parte para que así sea-. Puedes ponerte unos cascos y darle al play a cierta música relajante y sentarte delante de un folio en blanco. Además, necesitarás un bolígrafo. Y con todo esto y tu plena presencia es todo lo que necesitas para comenzar tu listado de propósitos de año nuevo y tu ‘nueva vida’. 

¿Es importante hacer un listado de propósitos para 2022? 

¿Realmente es importante planificar tu año, los hábitos que quieres forjar en tu día a día? Bueno, considerando que somos aquello que hacemos y que nuestro cerebro se forma de aquellos estímulos que le vamos dando. Parece cuanto menos una opción bastante interesante si lo que queremos es vivir en paz, de manera saludable y sobretodo, conseguir sentir que vivimos la vida que queremos vivir y somos felices en ella. 

Como todo en esta vida, reclama su práctica y entrenamiento y cuanto más se realice y más empeño se ponga, mejor se hará. Si estamos familiarizados con abrirnos a escuchar nuestros pensamientos y emociones, así como nuestros deseos e ilusiones será mucho más fácil encontrar cuáles son nuestras metas. Si en nuestro día a día no hemos generado este hábito y estamos más focalizados en las tareas de nuestro trabajo, en dar atención a nuestros amigos, hijos, familiares o pareja… quizá lo que ‘aparentemente sea sencillo’ que es abrirnos a nosotros mismos nos resulte un poco más complicado.

No hay que agobiarse, son los psicólogos los que precisamente pueden ayudarte en este trayecto. Aprender a manejar tus emociones, entender la función que tienen, gestionar la ansiedad o el miedo que están dentro de cada uno de nosotros son en definitiva maneras de conocerte y es el primer paso para sacar lo mejor que hay en ti. 

Lograr tus propósitos de año nuevo es posible

Los tratamientos de coaching están especialmente diseñados para lograr este objetivo: elaborar un plan para conseguir las metas que quieres ya sea en el plano personal, familiar, familiar, laboral…

En realidad es una manera de darte orden, organización y asegurarte que eres persistente en la búsqueda de tus objetivos así como herramientas para solucionar los problemas que puedes encontrarte en el camino y asegurarnos de que seas capaz de enfrentarlos con éxito. 

No olvides, que lo que tendrás que trabajar para conseguir esas metas te hará irremediablemente mejorar fortalezas que ya tienes o desarrollar otras capacidades o habilidades: motivación, organización, inteligencia… entre otras muchas. 

Comenzar un proceso de cambio o mejora siempre merece la pena y es una tarea que hará que ilumine otras parcelas de tu vida. Si quieres conocer cómo funciona el proceso más a fondo recuerda que nuestra primera cita es totalmente gratuita y siempre tenemos las puertas abiertas para ti.

 

 

 

 

 

Deja un comentario