Relaciones tóxicas cómo reconocerlas

Los expertos de Clínicas Origen responden ante una pregunta cada vez más frecuente.

¿Cuándo estamos ante una relación tóxica?

Estamos ante una posible  relación tóxica cuando es un amor obsesivo, fusionado (es decir, cada miembro pierde la identidad propia) y opresivo. En las relaciones tóxicas suelen aparecer actitudes de control, celos, falta de respeto, chantaje y conflictos desmedidos.

Un grupo más vulnerable para formar parte de relaciones tóxicas es el de los adolescentes y la juventud, ya que la seguridad y la autoestima, así como la identidad personal están en construcción, por lo que pueden verse más influenciados, añadido a la influencia de lo que se espera de ellos/ella en base a la imagen que se traslada en las redes sociales.

Las redes sociales afectan gravemente a las relaciones entre los jóvenes, la pareja tóxica  necesita un control absoluto de con quién habla y cuando. En casos más extremos, exigen saber las contraseñas y leer las conversaciones, eliminando totalmente la privacidad y el espacio propio de cada individuo. No solo se ven afectadas las relaciones amorosas, también lo hacen las amistades, que tu mejor amigo siga a tu peor enemigo en una red social puede suponer al adolescente una alta traición.

En los adultos, las nuevas tecnologías también han afectado gravemente a las relaciones tóxicas. Si en adolescentes hablábamos de redes sociales, en los adultos es el WhatsApp el que causa riñas y disputas.

Ya hemos identificado las actitudes que aparecen en relaciones tóxicas y el malestar que pueden generar las redes sociales. Ahora viene la gran pregunta, ¿qué conductas tengo que evitar para caer en una relación tóxica?

Para no forjar con tu pareja una relación tóxica tienes que seguir los siguientes consejos:

Libertad: Tienes que tener tu propio espacio. De lo contrario, aparecen signos de dependencia y se pierde la autoestima a medida que dependes más de la otra persona.

Igualdad: La pareja es cosa de dos, si notas que toda la carga la lleva el otro, debes poner de tu parte. Si ocurre al revés y eres tu el que lleva toda la carga tienes que pedir ayuda a tu pareja, siempre desde el cariño y nunca desde el rencor.

Quiérete a ti mismo: Tú eres la persona más importante, no puedes utilizar la pareja para suplir tus carencias personales.

No intentes cambiar a la otra persona

Hay que tener en cuenta, que aunque existan problemas de pareja no siempre se trata de relaciones tóxicas. En Clínicas Origen contamos con un tratamiento  que ayuda a las parejas que tienen problemas de comunicación, problemas en sus relaciones sexuales, dificultades con las relaciones familiares, etc.

Este tratamiento de pareja está indicado para personas que quieren que su relación de pareja, y proyecto común continúe, pero presentan uno o más de los siguientes problemas.

  • Ha aumentado el número de discusiones que tienen
  • Ya no tienen ganas de pasar el tiempo juntos
  • La actividad sexual ha disminuido notablemente
  • Dificultad para ponerse de acuerdo en los temas cotidianos
  • Problemas de  comunicación y de expresión de afecto

En Origen también contamos, con tratamiento psicológico para reforzar tu autoestima  y puedas adquirir seguridad para salir de aquella relación tóxica en la que te encuentres, y a futuro puedas volver a una relación, si lo deseas,  pero esta vez establecer desde el principio una relación sana.

Puedes pedir tu primera cita gratuita llamando al 900 26 40 17

Deja un comentario

2 × cinco =