El sexo con empatía. Origen en GQ

portada revista digital gq-sexo-empatía-manada

¿Qué es el sexo con empatía?

Pilar Conde, directora de operaciones de Origen ha comentado un tema delicado en la Revista GQ: El sexo con empatía. ¿Qué quiere decir esto? Según Pilar, Practicar este sexo consiste en que los miembros estén en igualdad de condiciones sin importar el género.

Este término busca eliminar los conceptos que la sociedad ha inculcado a muchas personas desde hace ya muchos años como que el hombre es el dominante y la mujer es la sumisa. También existe otro muy común que dice que los hombres tienen ganas de mantener relaciones sexuales y las mujeres no.

Estos conceptos son graves porque provocan actitudes y conductas como las de “la manada”. Se produce una deshumanización (No reconocer a la otra persona como humana) en la que no se reconocen los deseos, ni se busca su placer. Únicamente se busca el disfrute del hombre sin importarle el bienestar físico emocional de la otra parte.

El caso de “La manada” ha creado un fenómeno de imitación de violaciones múltiples. Pero, ¿es posible que suceda eso? según Pilar Conde, psicologa y directora de Operaciones de Origen: “Sí, sobre todo en aquellos grupos masculinos que compartan ciertos ideales que refleja La Manada, como pensar que la mujer consiente en situaciones de esas características, o incluso que lo vean como algo a idolatrar”.

pareja en la cama besandose y dándose amor sin ropa felicidad y sexo

Aprender a ser ético

A pesar de esta realidad hay gente que tacha a expertas del tema como “puritanas”. La empatía en el sexo no tiene nada que ver con el puritanismo porque no presupone ningún tipo de práctica ni excluye nada. Lo que excluye es no reconocer que te estás relacionando con un ser humano, con su placer, sus necesidades y sus vulnerabilidades.

Igual que no debemos tratar a un camarero como si fuese inferior, aunque, él/ella debe ser consciente de sus derechos y no debe permitrlo, no deberíamos tratar a una persona con la que vamos a mantener relaciones como si su placer y sus necesidades no nos importasen, ignorando sus señales, como si no las estuviese emitiendo. Si reconocer la humanidad de la otra persona le quita la gracia, esa relación no es ética.

Todo esto resulta dificil de aprender y entender a muchas personas debido a que llevamos siglos aprendiendo mal todo lo que tiene que ver con el sexo y la igualdad de género en el mismo. La educación sexual es prácticamente inexistente o su abordaje se basa únicamente en perspectivas preventivas de riesgo de infección o embarazo, que,por supuesto son completamente necesarias, pero, se debería ampliar el discurso y tratar temas como los que se están tratando hoy aquí.

Las generaciones jóvenes consumen pornografía y, como es lógico, tienden a creerse todo lo que ven, por lo que, si no se cambia el discurso, seguirán pensando que las relaciones sexuales deben producirse de esa manera, sin ética y sin igualdad.

pareja hablando felices sentados en el sofá riendose y disfrutando del momento

Comunícate con tu pareja

Cada uno es responsable de su propio placer y del de la otra persona, por lo que la comunicación es imprescindible, no solo durante el encuentro erótico sino en otras situaciones de intimidad para aprender y conocer a la otra persona. La compicidad y la comunicación son la clave para disfrutar de nuestras relaciones de forma ética y saludable.

 

 

Deja un comentario